Transcend JetFLash 810

4 Julio 2013 por Quetedigo

Con la interfaz USB 3.0 totalmente implementada en hardware y periféricos, las unidades externas USB se han visto enormemente beneficiadas por el incremento del ancho de banda, lo que se traduce en una tasa de transferencia mucho mayor. La unidad Transcend JetFlash USB 3.0 combina rendimiento y robusto; está rodeada por una capa de goma de silicona que lo hace resistente al impacto, al agua, polvo y humedad. Se encuentra disponible en 8, 16, 32 y 64 GB y en varios colores con garantía de por vida.

Análisis / Redacción:QuetedigoFotos y montaje:Dobbie
Publicado por:Fecha:04/07/2013

Producto cedido por Transcend

Especificaciones del producto

FabricanteTranscend
ModeloJetFlash 810
Dimensiones (Alto x Largo x Ancho)8,9 mm x 63,3 mm x 20,4 mm
Peso12,4 gramos
Capacidad8 GB (disponible en 16, 32 y 64 GB)
InterfazUSB 3.0
Extras· Resistente al agua, impactos, polvo y humedad
· Garantía de por vida limitada
Valoración4.8/5

Presentación y vista en detalle

Ampliar foto Transcend JetFlash 810

La unidad USB externa Transcend JetFlash 810 es una serie que se destina a usos algo extremos ya que es resistente al agua, huemdad, polvo y a los impactos.

Ampliar foto Transcend JetFlash 810

De compacto tamaño, todas las capacidades tienen las mismas dimensiones; además de los 8 GB de capacidad tenemos disponibles modelos en 16, 32 y 64 GB y en diferentes colores.

Ampliar foto Transcend JetFlash 810

La interfaz USB 3.0 proporciona una clara ventaja respecto a su antecesor y es el rendimiento final. Posteriormente veremos este apartado que lo convierte en el compañero ideal para llevar datos de un lado a otro de una manera segura.

Ampliar foto Transcend JetFlash 810

La undiad está recubierta por una capa de goma de silicona lo que le otorga la capacidad de resistir un impacto contra el suelo; también es resistente al agua, a la humedad y al polvo. Es por ello que Transcend ofrece garantía de por vida de forma limitada, esto significa que estaremos cubiertos por la garantía del fabricante siempre y cuando no haya habido un mal uso de la unidad.