Detector de Movimientos Natural Point TrackIR 4:PRO

20 Julio 2006 por Quetedigo

 · Análisis:

Pengo

 · Fotos y montaje:

Franzol

 · Publicado por:

Quetedigo

 · Fecha:

20/07/2006

Producto cedido por Coolmod

Ir a la página de Coolmod

Hasta hace más bien poco, la forma de comunicarnos con el PC se reducía básicamente a un ratón y a un teclado en lo que se refiere al mundo de los videojuegos. Por ello es de agradecer encontrarnos con este tipo de dispositivos que vienen a dar un toque de aire fresco y que nos deja totalmente sorprendidos por su forma de funcionamiento. Gracias a la comunicación por infrarrojos, seremos capaces de controlar el la acción en los videojuegos gracias al movimiento de nuestra cabeza, recordándonos en parte a un entorno de realidad virtual.

Sin duda con el Natural Point TrackIR 4:PRO estamos ante una total revolución en la forma de jugar, sobre todo en el mundo de la simulación, para el cual está perfectamente preparado. La conexión del sensor se conecta al PC mediante la interfaz USB, y el dispositivo reflector se debe colocar encima de una gorra (que viene incluida) y tras unos sencillos pasos de configuración, ya estamos listos para empezar a disfrutar de una nueva forma de disfrutar de nuestro juego preferido. Veamos de forma más detenida su análisis:

Especificaciones del producto:

Fabricante Natural Point
Modelo TrackIR 4:PRO
Medidas (sin la base) 44 x 29 x 13 mm
Conexión al PC USB 2.0
Resolución 716 x 290
Frecuencia de refresco 120 FPS
Ángulo de visión 46º
Extras Gorra (Hasta fin de existencias)
- Tecnología "Resolution Doubling"
- Reflector
- CD y manual de instrucciones

Presentación y vista en detalle:

Ampliar Foto TrackIR 4:Pro

La caja que trae el Track IR es llamativa pero peca por defecto en que no protege lo suficiente la unidad de los golpes. La protección de plástico se hace insuficiente.


Ampliar Foto TrackIR 4:Pro

Podemos ver el sensor de movimiento comparado con el CD de drivers, es realmente pequeño. También observamos el reflector que se utiliza para el seguimiento.


Ampliar Foto TrackIR 4:Pro

El sensor funciona mediante infrarrojos y su ubicación más correcta sería encima del monitor. Está preparado para ser colocado de esa manera. Su aspecto nos recuerda al de una webcam.


Ampliar Foto TrackIR 4:Pro

La parte trasera deja ver toda la electrónica del sensor gracias a que es transparente. Aporta un toque bonito y acentúa la estética "gamer".


Ampliar Foto TrackIR 4:Pro

Las patas giran y se ajustan en infinidad de posiciones, perfecto para todo tipo de TFTs. Las bases son de goma para no rallar nuestro monitor y mejorar el agarre. Como opción, tenemos un montador para acoplarlo a cualquier monitor o superficie en la que decidamos poner el trackIR.


Ampliar Foto TrackIR 4:Pro

Esta pieza de metal es la que es el reflector. Es lo que usaremos para comunicarnos con el sensor. Se debe llevar puesta en la cabeza para que nuestro TrackIR funcione.


Ampliar Foto TrackIR 4:Pro

Lo colocaremos en una gorra, de manera que cuando nuestra cabeza se mueva, el sensor lo detecte y envíe la información al PC. La información que interpreta el receptor son los cambios de posición del reflector.


Ampliar Foto TrackIR 4:Pro

Otra opción es colocarlo entre nuestra cabeza y los cascos, no pesa prácticamente y no resulta incómodo.


Ampliar Foto TrackIR 4:Pro

Explicaremos el funcionamiento básico de vectores; el sensor guarda en memoria la última posición detectada al reflejar la señal enviada sobre el reflector y dependiendo de ese cambio de posición, se realizará el movimiento en pantalla. Se sustituye la comunicación mediante el teclado y ratón gracias a este dispositivo.


Ampliar Foto TrackIR 4:Pro

Esta es la pantalla de ajuste, si vemos estos puntos verdes, y al mover la cabeza, éstos lo hacen, es que todo funciona correctamente.