Caja Maxcube Amoris 6010

19 Enero 2011 por Quetedigo
 · Análisis / Redacción: Grizzly  · Fotos y montaje: Dobbie
 · Publicado por: Quetedigo  · Fecha: 19/01/2011

Producto cedido por Maxcube


Los jugadores más empedernidos y los amantes del overclocking acogerán de buen grado esta propuesta de Maxcube: la Amoris 6010, cuyo diseño está inspirado en un meteorito, ostenta unas novedosas puertas duales e incluye prácticos extras como un botón de limpieza de CMOS accesible desde la parte trasera. Además, su cierre de seguridad está muy indicado para quienes busquen una caja que resguarde sus componentes de las manos ajenas en eventos y LAN parties. Echémosle un vistazo para ver hasta dónde llegan sus prestaciones.

Especificaciones del producto:

Fabricante Maxcube
Modelo Amoris 6010
Formato Micro-ATX y ATX
Dimensiones (Alto x Largo x Ancho) 480 mm x 510 mm x 210 mm
Material Aluminio y acero galvanizado de 0,7 mm de grosor. Marco fabricado en rejilla metálica y ABS.
Bahías · 4 x 5,25" externas
· 2 x 3,5" externas · 4 x 3,5" internas
Sistema de ventilación · Delantero: 1 x120 mm con LEDs azules (incluido)
· Trasero: 1 x 120 mm con LEDs azules (incluido)
Conexiones frontales · 4 x USB 2.0
· 1 x micrófono y audio · 1 x eSATA
Ranuras de expansión 7 ranuras PCI
Extras · Cierre de seguridad
· Montaje sin herramientas · Botón para resetear la CMOS en la parte trasera

Presentación y vista en detalle:

El embalaje, una caja de cartón al uso, es sencillo y minimalista. En él encontramos indicaciones sobre el modelo de que se trata y algunas ilustraciones del chasis.


Una vez fuera del embalaje, nos encontramos con un novedoso diseño que, pese a la apuesta por la elegancia y la sobriedad que supone el negro, llama la atención por lo novedoso de su frontal.


Precisamente el frontal es uno de los aspectos diferenciadores de esta caja: cuenta con una puerta asimétrica que se abre en dos partes, hacia los laterales, y oculta una rejilla metálica que maximiza la refrigeración.


El panel superior de conexiones está bien provisto: además de los botones de encendido y reset, incluye entrada de audio y micrófono, cuatro puertos USB y un puerto eSATA.


La fuente se coloca en la parte superior, como viene siendo habitual, se incluyen también siete ranuras PCI y un ventilador trasero de 120 mm con LEDs que, en consonancia con el delantero del mismo diámetro, ofrece un contundente flujo de aire. También se aprecian dos orificios junto a la fuente, que permiten instalar un sistema de refrigeración líquida.


Una vez retirado el panel lateral con ventana (que incluye filtro antipolvo), obtenemos acceso a las bahías, para cuyo montaje no se requiere de herramientas. De todos modos, se incluyen tornillos para las partes que sí los necesitan, así como para reforzar el montaje de las unidades.


Su interior es espacioso, lo que permite albergar diferentes tipos de configuraciones, incluso tarjetas gráficas de gama alta y gran longitud. Entre los cables, se puede apreciar el que irá conectado al botón CMOS de la parte trasera.


El sistema de montaje sin herramientas destaca por su llamativo color verde. Los discos duros, como se aprecia en la imagen, reposan sobre bandejas de este color.