Tarjeta gráfica ATI Gigabyte HD 3850

7 Abril 2008 por Quetedigo

 · Análisis:

Gielo

 · Fotos y montaje:

Quetedigo

 · Publicado por:

Quetedigo

 · Fecha:

07/04/2008

Producto cedido por Gigabyte

Ir a la página de Gigabyte

Los fabricantes de tarjetas gráficas aumentan las prestaciones de éstas añadiendo diversos extras, algunos tan suculentos como disipadores de gama alta. Prueba de ello es la HD 3850 de Gigabyte. Monta un disipador Zalman VF700 de cobre y aluminio, el cual ofrece un rendimiento sin igual. Dispone de doble salida DVI, compatible con dispositivos full HD y una potencia más que suficiente para disfrutar al máximo de los juegos más actuales.

Especificaciones del producto:

Fabricante Gigabyte
Modelo ATI HD 3850
GPU R670 (55 nm)
Interfaz PCI-Express 2.0 (Compatible con 1.0)
Número de transistores 666 millones
Stream Processors 320
Frecuencia del núcleo 668 MHz
Frecuencia de memoria 1510 MHz
Tamaño de memoria 256 MB
Interfaz de memoria 256 bits
Ancho de Banda de memoria 53,12 GB/s
Salidas 2 x DVI
1x S-Video
Extras

Compatible con DirectX 10.1
Aceleración por Hardware de videos HD
Disipador Zalman VF700-AlCu


Presentación y vista en detalle:

Ampliar Foto Tarjeta gráfica ATI Gigabyte HD 3850

En la caja podemos ver claramente las principales características de la tarjeta, de los cuales destacan el diseño "Ultra durable 2" (mejora en la fabricación de mosfets y capacitores), el sistema de refrigeración y el juego "Neverwinter Nights 2" que se incluye.


Ampliar Foto Tarjeta gráfica ATI Gigabyte HD 3850

El contenido del paquete viene bastante completo, incluyendo CD de Drivers y guía de instalación , dos conectores DVI, un convertidor molex a PCI-Express, conversor a HDMI, adaptador de video y el citado juego.


Ampliar Foto Tarjeta gráfica ATI Gigabyte HD 3850

Los conectores de la tarjeta vienen protegidos por una capucha de plástico como ya viene siendo normal en todas las gráficas ATI. Posiblemente el apartado más destacado de la tarjeta sea el disipador Zalman, lo cual es sin duda garantía de que el núcleo de nuestra tarjeta estará bien refrigerado en todo momento.