Nuestro cabello merece que lo cuidemos con tanto esmero como el resto de nuestro cuerpo, Es necesario buscar los mejores accesorios y productos para tratarlo y por supuesto, comprarlos de acuerdo al tipo de pelo y sus condiciones. Tenemos que tomar en cuenta los componentes que constituyen los productos que usamos para el cuidado de nuestro cabello; en cuanto al champú, actualmente los elaborados sin sulfatos son los que más beneficios prestan al cabello. Uno de los beneficios del uso del champú sin sulfatos, es que es apto para todo tipo de cuero cabelludo, incluyendo los sensibles porque no lo irritan en absoluto. A pesar de que el champú no produce casi espuma, limpia igual que cualquier otro champú, sin sulfatos que se adhieran al cuero cabelludo y sin eliminar la protección natural que tiene nuestro cabello, haciendo que el pelo ni se reseque ni pierda su fuerza y brillo propios. El cabello seco es el que más se beneficia con el uso de champús sin sulfatos, ya que mantiene la hidratación que éste necesita. Además al no tener tantos componentes químicos en su elaboración, también al usarlo estamos respetando el medio ambiente. Por lo tanto, si quieres tener un cabello más acondicionado, menos reseco y que conserve su brillo natural tienes que usar el champú sin sulfatos.